Vainas para termómetros

Suministradas en acero inoxidable AISI 316 (otros materiales bajo demanda), la vainas o termopozos están pensadas para proteger termómetros y sondas de temperatura de altas presiones, fluidos corrosivos, etc y también permiten extraer el instrumento cuando el proceso está en marcha.

Existen dos tipos principales de vainas: Las vainas de tubo, de tipo económico, las cuáles llevan una soldadura en el cuerpo (unión tubo-racord), y las vainas de barra, fabricadas a partir de una sola pieza y por tanto sin soldaduras. Estas últimas especialmente indicadas para altas presiones y temperaturas. Diseños especiales como formas cónicas o escalonadas pueden servirse bajo demanda.

Ambos tipos de vainas pueden conectarse a proceso ya sea mediante rosca o bridas de acuerdo con las normas DIN o ASA, sanitarias, etc. así como modelos especiales de acuerdo con las especificaciones de cada cliente. También pueden servirse con las partes mojadas recubiertas de cerámica o PTFE. El diámetro del inmersor (o elemento sensible) debe ser de aproximadamente 1 mm. Menos que el diámetro interior de la vaina, en el agujero del cual insertamos el inmersor. Espacios muertos superiores a 0,5 mm. entre el diámetro interior de la vaina y el tubo rígido tienen un efecto negativo en la transmisión de la temperatura y puede dar lugar a inexactitudes. En los casos en que estos espacios no se puedan evitar deberemos rellenarlos con un aceite térmico adecuado.

Para cursar pedido de vainas, deberemos conocer los siguientes datos: longitud y diámetro del inmersor del instrumento (indicando si la rosca, si la tuviera, está incluida) tipo de rosca o brida, diámetro del agujero de proceso, material de la misma y cualquier variable a destacar (alta presión, etc).

 

  Vainas para termómetros AbCo