Manómetros con aguja de máxima

La aguja testigo roja es arrastrada por la aguja indicadora negra, quedando la primera fija en el punto hasta donde ha sido arrastrada e indicando así la máxima presión a la presión alcanzada. Una vez finalizada dicha la aguja de máxima se vuelve a colocar a cero para una nueva prueba mediante un botón frontal.

 

  Manómetro con aguja de máxima